QUERÉTARO PRINCIPAL PRODUCTOR DE AUTOPARTES DEL PAÍS

Cada vehículo está hecho con más de 15,000 componentes, de los que las empresas terminales buscan proveerse impulsando el establecimiento de conglomerados industriales.

El modelo actual de producción automotriz La producción de un automóvil es un proceso industrial en extremo intrincado. Cada vehículo está hecho con más de 15,000 componentes, de los que las empresas terminales buscan proveerse impulsando el establecimiento de conglomerados (clusters) industriales que se definan a partir de sus necesidades —principalmente competencias laborales y proveeduría— y que les posibiliten ahorrar en costos logísticos y tiempos de entrega. Así se construyen extensas redes de abastecimiento para las trasnacionales por todo el mundo.

Si bien producen sus motores, las ensambladoras organizan a cientos de fabricantes autopartistas; trasladan parte sustancial del diseño, la ingeniería y la fabricación de diversas autopartes y componentes a sus proveedores de primera línea (Tier 1) —productores de autopartes sofisticadas que serán sólo montadas posteriormente— y comparten con ellos información sobre costos y métodos de producción. Las negociaciones con estos proveedores, que se rigen bajo la lógica de aquéllas, se hacen con varios años de anticipación, ya que el proceso de diseño, pruebas y producción es largo. Las Tier 1, a su vez, se aprovisionan de empresas más pequeñas (Tier 2 y 3).

Su cercanía a Estados Unidos (principal mercado de la industria automotriz) y al creciente mercado latinoamericano, los costos de su mano de obra (16% más bajos que los de Estados Unidos y 9% menores a los de China), la generalización del horario completo en operaciones, su amplia oferta de ingenieros, su creciente red de proveeduría, su marco legal compatible con la apertura comercial (que ha dejado asentada la firma de 12 tratados de libre comercio con 43 países) hacen de México un país estratégico en el mundo para la producción de vehículos; no por casualidad ascendió el año pasado al 7° lugar en producción a nivel mundial y al 1° en América Latina, con 3 millones 200 mil unidades ensambladas. A partir de la firma del Tratado de Libre Comercio, se incrementó el predominio de filiales de transnacionales automotrices y la desaparición de encadenamientos productivos locales, al tiempo que se redujo a cero la protección arancelaria, el contenido nacional obligatorio para vehículos y autopartes y la compensación de divisas.

Querétaro, líder en producción de autopartes Mientras que la economía nacional crece a un ritmo de 2% anual y la estatal a un 5%, el sector automotriz crece a un ritmo anual de 16% en México. En los últimos tres años, la industria automotriz instalada en Querétaro ha llegado a aportar al estado un 12% de su producto interno bruto (pib), lo que representa cerca de 4 mil millones de dólares (mdd), según declaraciones recientes del gobernador José Calzada Rovirosa. Al cierre de 2014, el valor de la producción automotriz fue cercano a 94 mil mdd, lo que significó el 38% de la producción manufacturera del estado. El 25% del total de las exportaciones estatales fue de este sector, según el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

Querétaro es el principal productor de autopartes en el país: reúne poco más de la cuarta parte del total de empresas fabricantes y aporta aproximadamente el 15% del total producido a nivel nacional, lo cual no es menor si se considera que esta industria ha crecido en los últimos años a un ritmo más elevado que la producción de vehículos, y que se espera que entre 2012-2020 tenga una tasa anual de expansión del 7%; este dinamismo se explica por la tendencia a menores barreras arancelarias y a una mayor demanda de componentes para el mercado original y de reposición, entre otros factores.

Junto a Guanajuato, Querétaro es el principal motor de crecimiento económico del corredor industrial del Bajío, gracias a la captación de inversiones que ha logrado en el sector automotriz. 15 de las 22 empresas instaladas en el país se encuentran en las inmediaciones de la entidad —8 en el Bajío (dos plantas de Nissan en Aguascalientes, una planta de Mazda en Salamanca, dos plantas de Honda, en Celaya y El Salto; una planta de General Motors en Silao y otra en San Luis Potosí, y una planta de Volkswagen en Guanajuato); 4 en el estado de México (Chrysler, Fiat, General Motos y Ford), 2 en Puebla (Volkswagen y Audi) y una en Morelos (Nissan), sin contar la que próximamente operará Vuhl en el estado y bmw, en San Luis Potosí—, lo cual asegura una extensa red mercantil a su favor.

Según datos arrojados en la reunión Automotive Meetings —celebrada del 23 al 25 de febrero en la ciudad de Querétaro y que reunió a más de 650 compañías de 20 países distintos—, más de 300 empresas del sector automotriz están instaladas en Querétaro, de las cuales cerca de 60 son Tier 1 y 200, Tier 2. Destacan: vrk Automotive Systems (Kirchhoff), Aeroquip Group (Eaton), Arvin Meritor, Aspel Group, Auma, Autoliv, Bosal, Bticino, Burgmann, Climate Systems, Collins & Aikma, Dana, Delphi, Durr, Eaton, Flex-N-Gate, Freudenberg- Nok, Gaindu Mondragon, Hitachi Cable, Irizar, Johnson Controls, Johnson Matthey, Kostal, Magna, Mann Hummel, Michelin, Mold- Tech, Nihon Plast, Norgren, Omni Manufacturing, Parts Finishing Group, Pilkington, Ronal, Siemens, Tremec, trw, Valeo, vrk Automotive Systems (Kirchhoff), Visteon, Vitro, Chevron-Oronite, Clarion, Harada Industries, ppg Industries y San Luis Rasinni. Los procesos de la cadena de suministro en los que el estado tiene mayor capacidad de proveeduría son: maquinado de control numérico computarizado (cnc), inyección a presión, moldeo por inyección y estampado; cuenta, además, con dos centros de investigación y desarrollo tecnológico importantes: el Centro de Investigación y Asistencia Técnica del Estado de Querétaro, A.C. (ciateq) y el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (cidesi). Apenas en los últimos cinco años han llegado a la entidad cerca de cien nuevas empresas automotrices, se han invertido cerca de mil 450 mdd y se han generado más de 20 mil plazas de trabajo. Volkswagen, Man, Scania, cnh e Irizar, por su parte, ensamblan autobuses y tractores en la entidad.