José Ugalde Rodríguez 217, Misión de Santa Sofia, 76190 Candiles, Querétaro, México.
Desfamiliarizar a la empresa o empresarializar a la familia
Compartir en redes sociales
Visitar sitio web

Cuando funcionan bien las familias, sus empresas suelen tener mejores resultados y perdurar en el tiempo Desfamiliarizar a la empresa significa evitar en lo posible que la mayor parte de la propiedad, operaciónn y/o gestión, esté en poder de familiares o que la estructura organizacional (en puestos clave), mayormente esté representada por familiares ya sea en línea directa o de cualquier otra rama generacional, por el riesgo que hay en la atención a las prioridades familiares por sobre las del negocio y el conflicto de intereses que regularmente termina impactando el desarrollo del proyecto empresarial. Por otro lado, genera falta de compromiso por parte de los familiares que no ha sido posible integrar a la empresa, si en un futuro se da la necesidad obligada de integrarlos, por la falta de conocimiento y de experiencia en la operación y gestión del negocio. Si dejamos a las familias fuera, las cosas se pueden simplificar, pero solo en el corto plazo. (1) Empresarializar a la familia quiere decir que preferentemente se desea tener a la familia formando parte del negocio. Involucrada, compenetrada viviendo y desarrollando el espíritu emprendedor, el dinamismo, la experiencia de vivir el día con día con sus respectivos aciertos y desaciertos, asumir riesgos, desarrollando el talento y la creatividad para ir superando los retos que se van presentando a lo largo del tiempo. Esto, fortalecerá el crecimiento del oficio, el orgullo, la tradición etc. También añade compromiso, dedicación y cariño para con la empresa, se cuida cada vez más al personal, a los activos desarrollando la visión de largo plazo y su perdurabilidad en el tiempo a través de nuevas generaciones.(1) Empresarializar a la familia implica más complejidad y más trabajo, pero es lo mejor en el largo plazo. Acentuar esas fuerzas de la empresa familiar para hacer impulso y hacerlas más exitosas acompañadas de un programa de profesionalización que lleve a la empresa hacia su desarrollo, crecimiento e institucionalización. (1) ¿Recuerdas cómo era tu empresa familiar cuando la iniciaste? En su mayoría, este tipo de empresas nacen como pequeños negocios, con poco personal, que poco a poco van creciendo; en esta primera etapa, encuentran las condiciones propicias para hacerlo, pues todos los miembros de la familia que trabajan en el negocio ponen todo su empeño y ahínco en el desarrollo de la compañía. Están 100% comprometidos con las metas planteadas y comparten una visión a largo plazo y una gran lealtad hacia la empresa. Sin embargo, al pasar el tiempo y conforme la empresa va aumentando de tamaño, su administración se complica gracias a temas como la participación de cada miembro de la familia en la distribución de ocupaciones y ganancias, el control del patrimonio de la compañía, las luchas de poder, e incluso temas increíblemente complejos como la sucesión en la dirección general.

¿Qué va primero la familia o la empresa? ¿A qué le damos prioridad? No se trata de “o la familia”, “o la empresa”, es un dilema falso, estar en esta disyuntiva es insostenible, en ocasiones se presentan momentos que nos ponen en esta situación, pero son MUY PARTICULARES. El punto de fondo es que debe ser un “Y”. “Familia y Empresa”, “Empresa y Familia”, el uno sin el otro NO funciona. No puede estar bien la empresa si la familia está mal y viceversa.(1) La clave es ARMONIZAR a la familia y a la empresa; hay que encontrar esos equilibrios, esas situaciones que aparentemente nos sacan a menudo de balance, hay que estar tratando de lograr el equilibrio recordemos que cada familia empresaria es ÚNICA. Cada familia debe definir su propio destino. (1) Para lograr la armonización en la dinámica empresa-familia, se requiere empatar las expectativas de las personas que forman parte de las dimensiones FAMILIA-EMPRESA-PROPIEDAD y detectar, analizar y actuar sobre las situaciones que generan tensión o conflicto.(1)

EMPR

(2) Modelo del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas “Programa Retos y Dinámicas de la Empresa Familiar”2020.

Si tu empresa familiar cuenta con una serie de principios claramente establecidos, que sirven como parámetro para sus acciones y son la base de las relaciones y decisiones futuras de la empresa, no permitas que un cambio de estrategia los manche o los transgreda. Mantén fuertes los valores vividos (aquellos intrínsecos al seno familiar) y suma valores adoptados para los momentos de cambio (con los que podrás ser más flexible), pero no permitas que la empresa pierda el rumbo.

(1) Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas “Programa Retos y Dinámicas de la Empresa Familiar” 2020 (2) Modelo del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas “Programa Retos y Dinámicas de la Empresa Familiar” 2020

Artículos más leídos
BCS Automotive Interface Solutions invierte mil 200 mdp en Querétaro
|
El gobernador, Mauricio Kuri González, inauguró en el municipio de El Marqués la planta...
Impulso a la proveeduría local, en nuestro desayuno informativo
|
Nuestro director, presentó los beneficios que tienen las empresas al formar parte de nue..
Mensaje Lic. Esaú Magallanes Alonso Presidente de Canacintra Querétaro
|
A dos años y medio del inicio de la pandemia, que frenó la economía global y el pos...
Querétaro, el estado pionero en México en la transición hacia una economía circular
|
El siglo XXI es un tiempo de grandes desafíos como el cambio climático y el desarrollo sostenible. Querétaro lo...
Ver todas las noticias